El jazmín azul

Ese era el título de una historia que estaba escribiendo cuando tenía 14 años. No recuerdo bien de qué iba: ambientada en la época Victoriana (cosa habitual en todo lo que escribía por entonces; y si no, entre 1700 y 1800: influencia gótica a pleno rendimiento), recuerdo que era sobre una mujer que presenciaba un asesinato pero que quedaba tan trastornada que no recordaba nada, salvo la imagen de un jazmín azul. Esa imagen era el resultado de la mezcla en su mente de ver unos jazmines (en el jardín donde se había cometido el asesinato) junto con el traje azul que ella llevaba, o que llevaba la víctima… no me acuerdo bien.

Esta era una de las historias que escribía a mano directamente en una libreta, a la que añadí una cubierta con un dibujo de un jazmín azul, y unas solapas interiores en las que aparecía la sinopsis de la historia, o lo que yo por aquél entonces entendiera por sinopsis.

Como tantas otras historias de aquella época, no la terminé. Pero me acuerdo mucho de ella, sobre todo porque en su momento el título me parecía el título más alucinante de todos los tiempos. ¿Un jazmín azul? ¡No hay jazmines azules! Bueno, sí los hay, pero yo entonces no lo sabía.

¿Qué os parece el título? ¿Suena misterioso o más bien como de novela romántica?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s