Madonna para escritores: marketing creativo (y arriesgado)

Madonna lleva 30 años siendo relevante. ¿No lo crees? Seguro que sabes quién es, aunque no te guste su música. No hay duda de que algo está haciendo bien respecto al marketing.

Hace poco he terminado un training gratuito sobre visibilidad online, impartido por Ana González Duque en Facebook. Tengo que darle a Ana un millón de gracias. He descubierto una cosa que creo no he llegado a decirle: que tenía razón, que he cambiado mi forma de pensar sobre cuestiones como marketing o visibilidad online. Aprovecho para recomendaros su libro El escritor emprendedor.

El otro día estaba ante el portátil leyendo sobre marketing y puse algunas canciones de Madonna, y entonces me dije: ¿por qué no? ¿Podemos los escritores aprender algo de Madonna sobre marketing?

Porque de marketing, la italoamericana sabe un rato. Un rato largo.

Y aquí estoy: contándote cosas que ha hecho Madonna que pueden servir a cualquiera interesado en saber más sobre marketing y manejo de un negocio con el estilo propio de la ambición rubia.

Este post es un poco off-topic (¿se sigue diciendo off-topic?) respecto a la línea que pretendo dar al blog, pero ya os digo: he abrazado el marketing para escritores y como los nuevos conversos, me apetece hablar de ello.

Así que vamos con algunas de las arriesgadas operaciones de marketing de Madonna y algunos consejos siguiendo, más o menos, su ejemplo.

1. Muestra tu material: “haz un Like a Virgin”. En 1984 la cadena de vídeos musicales MTV celebra su primera gala y Madonna actúa en ella. Su mánager le propone que cante Lucky Star, una canción de su primer álbum que en ese momento está sonando en la radio. Pero ella se niega y decide cantar Like a Virgin, un single de su próximo disco que saldrá meses después.

Comienza la actuación con Louise Verónica Ciccone (que así se llama Madonna) vestida de novia en lo alto de una tarta nupcial de tres pisos junto a un maniquí que hace de novio. Está previsto que cante allí arriba toda la canción.

Pero no. Se quita los zapatos y los lanza al escenario. Comienza a bajar por la tarta, descalza, mientras se quita el velo de novia. Cuando llega abajo echa el velo al suelo y se tira encima, fingiendo tener sexo y rodando por el escenario. Los cámaras se ven obligados a seguirla como pueden ya que aquello no estaba previsto. Y mientras canta “como una virgen, tocada por primera vez…” rueda y rueda,  mostrando su nuevo material (la canción) y, de paso, su ropa interior.

madonna1

Madonna mostrando su material con convicción ante la atenta – y atónita – mirada de potenciales clientes. Cuenta la leyenda que más de la mitad del público se suscribió a su lista de email marketing.

En tu caso, tu material es tu escritura. Si quieres además enseñar tu ropa interior, adelante.

Arriésgate con algo, con un texto, un personaje, un tema, una actividad… Mira a ver qué se supone que es lo “mejor” que deberías hacer (como cantar la canción que estaba en la radio sonando) y prueba a mostrar algo más, algo que no estaba previsto. Si tienes una buena ocasión de mostrar lo que eres, lo que vales, lo que haces… hazlo. Si no te invitan a cantar en una gala de la MTV puedes buscar otras plataformas y oportunidades: una presentación, una entrevista… asalta las expectativas y carga la apuesta a tu favor.

¿Sabes? He dado varias conferencias en universidades y otros lugares hablando sobre investigación científica en parapsicología, y siempre me guío por el mismo principio: dalo todo, di lo que haya que decir, porque uno no sabe si va a tener una oportunidad igual en el futuro.

Puedes ver la actuación (masterclass de visibilidad) aquí.

2. Sé tu propia marca personal.

En una entrevista que le hicieron en sus inicios le preguntaron “¿Eres tú la que creas tu estilo de vestir?”. Ella responde: “Pues claro. ¿Crees que a alguien más se le ocurriría ir así?”.

madonna2

Madonna definió su estilo de entonces como “cojo lo que veo y me lo pongo”. No lo dudamos.

Eso es lo que has de buscar: algo que cuando sea visto o leído digan “eso tiene que ser de [inserta tu nombre aquí]”. Al principio todos imitamos. En el arte, la imitación es el primer acercamiento a la creación. No hay nada malo: yo imito a (o “me inspiro en”) Clive Barker, Neil Gaiman, Agatha Christie… pero tu objetivo es ser Madonna, no una de las adolescentes que imitaba a Madonna.

madonna3

En aquella época hubo hasta un concurso de imitadoras de Madonna, con Andy Warhol como miembro del jurado.

En 1990 Madonna inicia su gira más famosa: The Blond Ambition Tour (La Gira de la Ambición Rubia). ¿Por qué ese nombre? Por aquella época en la industria de la música se sorprendían, y rebelaban, con la idea de que ella se empeñase en manejar su negocio. “¿Por qué no dejas que lo lleve tu hermano?”, le llegaron a decir. Se la consideraba demasiado ambiciosa… para ser una mujer de 1990.

En principio decidió llamar a la gira “Blind Ambition” (Ambición Ciega) aunque luego lo cambió por Blond Ambition (Ambición Rubia, aunque rubia en inglés sea blonde, y aunque ella no sea rubia natural). De esa forma salió por todo el mundo afirmando que podía ser mujer, empresaria y ambiciosa.

Y dejando claro quién mandaba en la marca y la industria Madonna.

madonna5

Madonna feliz en concierto, haciendo lo que le sale de su marca personal.

¿Eres consciente de tu marca? Es más, ¿eres consciente de que un escritor es una marca personal? Has de cuidar cada aspecto de ella y trabajar duro. A cambio, se hará lo que tú digas como tú digas. Y claro, eso significa que tú serás el responsable último de tu marca.

Crea tu marca personal y no tengas miedo de manejar tu propio negocio como escritor. Gabriella Literaria nos habla sobre si los escritores deben ser una marca en este artículo.

3. Cúrrate tu visibilidad.

 En 1990 Madonna saca el single Justify my Love. El vídeo, con alto contenido erótico es censurado en la MTV. Recuerda que es 1990. La MTV decide ponerlo de madrugada, que es como si no lo pones porque nadie lo va a ver.

madonna97

Madonna sufre un vahído cuando se entera de que no van a poner su vídeo en la MTV… pero se recupera pronto, ya verás. (fotograma del vídeo Justify my Love)

¿Qué hace Madonna? Inventa el videosingle. Es decir, ¿no ponen mi vídeo? De acuerdo. Pues lo saco a la venta y quien quiera verlo que lo compre. Lo que se supone debiera ser una tragedia se convierte en oportunidad de negocio. Saca a la venta una cinta de VHS (recuerda, hablamos de 1990…) que incluye el polémico vídeo y un extra: una actuación en la MTV cantando Vogue. En aquellos tiempos sin YouTube, aquello era muy apetecible.

justify my love

Ese “18” no hizo más que ayudar a las ventas.

Un VHS que apenas dura en total 13 minutos. Y se vendió mucho. Muchísimo. La cuestión es que inventó algo que no existía y supo aprovecharse de una situación que en principio parecía ser catastrófica para ella (le habían censurado un vídeo). Creó un nuevo modo de llegar a su público. Vale, no inventó ni el formato VHS ni la venta de vídeos; pero tomó algo que ya estaba y creó una idea para hacer llegar su trabajo a sus seguidores. Previo paso por caja.

No había redes sociales. ¿Qué hubiera hecho de haber pasado eso ahora? ¿Una emisión en directo, tal vez? ¿Una sesión con sus fans donde ver el vídeo y comentarlo? ¿Una descarga por pago?

Como ya no estamos en 1990 puedes, y debes, ver el vídeo aquí.

4. No tires nada.

Recicla. Hay samples de canciones de Madonna de cuando estaba en sus bandas anteriores (The Breakfast Club y Emmy and the Emmys) que aparecen en las canciones de su primer disco, ya como Madonna.

Y no sólo samples. Diez años después haría una sesión de fotos para su recopilatorio The Immaculate Collection inspiradas en unas fotos que se hizo en sus inicios, en la era pre-Madonna.

madonna999999

No hace falta decir qué fotos son de principios de los 80 y cuál es de 1990, ¿no?

Pero de lo más reciclado por parte de la Reina del Pop es el traje que llevaba cuando actuó en la ceremonia de los Oscar en 1990. Poco después, en 1992, sacó el polémico libro SEX y ¿adivinas qué llevaba puesto en algunas de las fotos? Exacto, el mismo traje.  Y en su última gira hasta la fecha, Rebel Heart Tour (2015), ¿qué lleva puesto en el vídeo con el que empieza el concierto? Acertaste. El traje.

madonna traje

No es más rica quién más tiene, sino quien menos gasta. Y a este vestido le ha sacado partido, desde luego.

No tires nada, reutilízalo. Sea un artículo, un relato, o una idea – o un vestido bueno. Recupera algo que hayas escrito y vuelve a utilizarlo, reescribiéndolo bajo una nueva perspectiva, con una nueva voz, como parte de otra historia, etc. Recicla incluso tus propios puntos de vista sobre tus temas y tus escritos. Puedes jugar con la ironía sobre esos temas, o sobre ti mismo. Muchos son los que pretenden ver en ese uso repetido del traje en tan variados momentos como una especie de crítica, ironía o sarcasmo respecto a… algo.

Eres escritor, y puedes escribir varias veces sobre lo mismo, ya que el paso de tiempo te dará una perspectiva nueva.

 

¿Qué te parece el particular marketing de Madonna? ¿Alguna idea que te inspire? Eso sí, recuerda que ya no se llevan los VHS.

Hay más ejemplos del marketing límite de Madonna que pueden inspirarte – para imitar o para evitar. Pero eso será en otro artículo.

Por el momento, puedes dejar algún comentario (o incluso anunciar tu próxima actuación en ropa interior. Aprovecha)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s